Taj Mahal: Mumtaz Mahal y Sha Jahan, del amor a la tristeza

Estaba ya en el norte de la India y se acercaba a mi destino la ciudad de Agra y con ella una de las 7 maravillas del mundo. Mil veces había visto su imagen impoluta y mil más la historia que esconde detrás de su construcción, pero siempre hay cosas nuevas que conocer o sentir que te sorprenden y este lugar no iba a ser diferente.

Agra (6)

Agra, nadie diría que sus callejuelas sucias, torpes e ínfimas pueden dar de golpe y porrazo a semejante lugar, que parece traer  la calma y serenidad, eterna e imponente, perfección en todo momento. Es como pasar del caos a la calma, de la noche al día, de lo truculento al sosiego… Y quizá esta conjugación de opuestos que rigen Agra, nacen con la historia del emperador mogol Sha Jahan y su esposa Arjumand Banu Begum, conocida como Mumtaz Mahal o la “Joya de Palacio”. Después de conocer la historia es quizá la ciudad perfecta para narrarla.

Agra (67)

Mumtaz y Sha Jahan se conocieron cuando ella tenía 15 años y él 16, eran de la misma quinta vamos. Cinco años más tarde se casarían, aunque el Sha ya tenía otra esposa como marcaba la tradición época, Mumtaz fue la preferida dicen por su bondad y belleza, de ahí que la apodara la “Joya de Palacio”.

Todo parecía ideal, ella le dio 14 hijos ni más ni menos, de los cuáles 7 morirían en la infancia, como también marcaba la época. Sería casi veinte años después de su feliz matrimonio, en el nacimiento de su decimocuarto hijo, que sería una niña, cuando se truncaría esta historia de amor y se volvería truculenta, al más puro estilo de Disney, pero sin final feliz.

An-eternal-love-story

El Sha, desolado por la muerte de su esposa eligió construir un mausoleo para ella en Agra, al lado del río Yamuna. Para su construcción se trabajó más de 20 años, en los que se incluyen preparar el terreno del lado del río para soportar el peso de la estructura y la cercanía del agua, construir un sistema hidráulico, traer mármol blanco desde el Rajastán mediante elefantes, jaspe desde Punjab, cristal y jade desde China, desde el Tibet turquesas, desde Afganistán el lapislázuli, zafiros de Celián y la carmelia de Arabia. 20.000 artesanos y 1.000 elefantes participarían en su construcción. De ahí su colosal magnitud en todo los sentidos.

Sha le puso Taj Mahal, nombre que significa Palacio de Mahal, en honor a ella. Tal vez el Shan se atrapó con su pérdida y con la construcción del Taj Mahal y perdió el norte. Esto cambió la historia del reino y de la India como ahora veremos.

Agra (30)

Agra (39)

Mientras el padre se concentraba en la construcción del edificio esencialmente, Aurangazeb, el tercero de sus hijos junto con Mumtaz haría que la historia pasara de Disney a un culebrón venezolano en toda regla.

Su hermano mayor, Dara Shikoh, era el heredero mientras que Aurangzeb ocupaba el tercer puesto en la línea sucesoria. El Sha nombró gobernadores de sus diferentes regiones a sus hijos: a Aurangazeb de Deccan, a Shuja de Bengala y a Murad de  Guyarat. Lo tenía todo bien repartido bajo un mismo gobierno, pero parece que no era del todo así.

En 1657 el emperador Sha Jahan cayó enfermo y Aurangzeb vio el momento oportuno para  atacar a su hermano mayor mientras sus otros hermanos declararon su independencia y se proclamaron emperadores de sus respectivas provincias. No les iba el rollo, preferían repartirse  la región y xim pum. Pero tampoco fue así.

Aurangzeb ordenó también la ejecución de sus hermanos, Murad y Dara Shikoh. Tan sólo Shuja consiguió huir hasta la jungla de la actual Birmania donde desaparece su rastro histórico. Todo para él solito, termino con sus hermanos y se nombró emperador.

200px-Aurangazeb

Por si no fuera poco, para mayor pena del Sha, que vivió la pérdida de su amada, la ejecución de sus hijos a mano otro de sus hijos y su destronamiento,  Aurangzeb le encerró de por vida en el fuerte de Agra,  en un palacio que él mismo había creado años antes.

Desde su jaula de oro sólo podía contemplar en la distancia el Taj Mahal con su amada esposa dentro. Habitaba en la tristeza. Nueve años estaría allí confinado hasta su muerte, aunque quizá murió 30 años atrás.

Agra (75)

Agra (83)

Marché a ver el Taj Mahal por la mañana. Cuando llegué había una espesa niebla que difuminaba su silueta en la lejanía. Esperé un par de horas a que la niebla se disipara, paseé en sus jardines, leí un rato, curioseé en sus estancias, fantaseé… Finalmente la niebla se fue. Era perfecto de principio a fin.

Agra (1)

Agra (43)

Me pareció que la historia no podía acabar aquí. Por la tarde marché a ver el Fuerte de Agra, para contemplar el Palacio donde el Sha pasó encerrado sus últimos días y el lugar desde donde disipaba aquel Taj Mahal que lo atrapó más 20 años atrás, si la niebla como a mí no se lo impedía.

Me imaginé allí al Sha contemplando en la lejanía el Taj, paseando cabizbajo por sus estancias y jardines, perdido y triste entre su belleza… incluso me pareció verlo.

Agra (70)

Agra (93)

Hoy en día la tumba de Sha Jahan, se encuentra al lado de la de su amada, rompiendo la simetría de la estancia y quizá de todo su edificio, pero dando armonía a esta historia de felicidad y tristeza.

Aurangazeb reinó y fue el último gran emperador mogol. Él acabó con todo. Quizá demasiado guerrero e implacable con los hindúes, destruyó gran parte del legado sacro hinduista, provocó muchas reyertas populares y sin duda cambió la historia de la India: amplió las diferencias entre musulmanes e hindúes que hoy en día aún continúan.

Nadie diría que lo creado desde tanto amor pudiera causar tanta tragedia y dolor. Y nadie diría que lo creado desde tanta tristeza pudiera ser tan bello y perfecto. Pero quizá esta historia estaba condenada a ser así desde el principio, a recordarnos que el amor y la felicidad y la tristeza y la pena conviven solo a un paso y cambian con un chasquido nomás.

Agra (47)

Anuncios

4 Respuestas a “Taj Mahal: Mumtaz Mahal y Sha Jahan, del amor a la tristeza

¿Quieres dejarme un comentario? ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s